inauguracion

Empieza la Conferencia con una gran sorpresa: más de 400 participantes y casi 100 ponencias. Como dice el maestro de ceremonias de la ocasión, Carles Ramió, de la Generalitat de Catalunya, se nota que esto empieza a ser una rutina, en el buen sentido de la palabra.

Interviene Jose Luis Osuna, nuestro presidente de la SEE, recordando la trayectoria de casi una década con una finalidad común: cultura, cultura, cultura de evaluación. Un reto apasionante, que lo fue y lo sigue siendo. Como no podría ser de otro modo, un recuerdo a Carlos Román, el fundador y presidente hasta que lamentablemente nos dejó. Y un detalle: que aquí nos tienen (los administradores públicos), para apoyar, para contratar (;-)) pero sobre todo para usar la evaluación.

Andreu Puig, Gerente General del Ayuntamiento de Barcelona nos hace una referencia a la necesidad de evaluación en estos tiempos de recortes presupuestarios, en especial en los gobiernos locales. Demasiada referencia a evaluar=controlar, pero…bueno, de todo hay en la viña del señor, que me decían en los salesianos cuando era pequeño. Mejorar la calidad, rendir cuentas (cuentas=dineros). Referencia a la trayectoria en Barcelona: todo empezó con el control pero en estos momentos nos cuentan una Barcelona 2.0 con una política de evaluación orientada a resultados (política por objetivos, presupuestos por programa). “Lo que no es medible no es gestionable”, ese tipo de frases que, según se mire, levanta ampollas. Y mucha administración electrónica: mis respetos.

Juan Echániz, coordinador general de la Diputación de Barcelona, repasa el proceso histórico de las últimas décadas de gobiernos locales democráticos. Evaluación como derivada lógica del proceso (tarde o temprano había que evaluar). cultura evaluativa creciente y de crecimiento imparable.

Mª Luisa Carcedo, presidenta de la Agencia Española de Evaluación, reconoce la aportación de la SEE al proceso de creación de la Agencia (buen punto). Evaluación es modernización de la acción pública. Nos cuenta el cambio de adscripción de la AEVAL, que ahora cuelga de Presidencia, como un cambio a mejor, una puesta en valor con un cariz más político (supongo que para esto habrá opiniones para todos los gustos). Nos adelanta las evaluaciones “complejas” que se van a abordar en el 2009: todas relacionadas con políticas de empleo (mmm, ¿por qué será? ¿por el 17,4% de desempleo, quizá?). Y el año pasado se hizo, entre otras, una sobre la gestión de la propiedad intelectual (esa que genera situaciones como la que describía hoy Nacho Escolar en su nueva columna de contraportada en Público), será como para no perdérsela.

¡Queda inaugurada la Conferencia SEE 2009!

About these ads