Estamos en plena efervescencia. Gran despliegue de medios. Programas electorales repletos de promesas. La Cooperación al Desarrollo no pasa desapercibida ya para ningún partido. Y se visibiliza.

Hemos visto cómo la llamada Cooperación Descentralizada ha sufrido un enorme incremento en los últimos años. Sin entrar en lo que debería ser y no es, lo cierto es que este sector de cooperación tan nuestro (en pocos países aparece este fenómeno con tal presencia) ha ido cobrando fuerza. No es casual que la Cooperación Española, con un tradicional desinterés por las iniciativas de las administraciones locales en esta materia, con el tiempo las va tomando como un agente potencialmente relevante, al menos por ahora en lo que a capacidad de cofinanciación se refiere. Sugiero a quien interese profundizar algo más, un cuaderno Bakeaz del siempre sorprendente Carlos Gómez Gil (“La cooperación descentralizada en España: ¿motor de cambio o espacio de incertidumbre?. Cuadernos Bakeaz, 46, 2001).

El proceso electoral no es ajeno. Revisando algunos programas electorales de la Comunidad Valenciana, he visto cómo se llenan páginas de propuestas, la mayoría imposibles de monitorear en el caso en el que sean una realidad. Y entre toda la maraña, cómo no, la evaluación. Que si el impacto, que si el control…¿conseguiremos algún día que, al menos como discurso, también aparezcan, al lado de la evaluación, términos como utilidad, participativa, aprendizaje?

Por de pronto, en mi Comunidad, tendremos un debate con representantes políticos (PP, PSPV, EU) el próximo lunes día 7 de mayo. Será a las 19h en el Aula de los Caballeros de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Valencia (Plaza del Carmen, 4). La Coordinadora Valenciana de ONGD ha organizado el evento, a raíz de los actos diseñados para extender la campaña Pobreza Cero a las fechas próximas a las elecciones de ese mes.

Yo pienso ir. Y, si me dejan, pienso preguntar. Sobre evaluación, claro😉 y otros asuntos. Aviso a navegantes (léase políticos): me he bajado y subrayado los programas electorales…

ACTUALIZACIÓN 22/05/2007

Al final fui. Pero como si no hubiera ido. O mejor dicho, valdría la pena no haber ido. Salí muy decepcionado de la actividad, y creo que no fui el único. Aplaudo la iniciativa de la CVONGD (aunque en mi humilde opinión, el formato pecó de protagonismo de la Coordinadora y sus propuestas frente al debate en sí), y quizá si vamos haciendo más cosas así, poco a poco vayamos creando cierta conciencia crítica. Pero nos queda mucho, mucho por recorrer.

Los políticos: como cabía esperar, correctos, prometedores, pero sin el manejo de la temática que cabría esperar. Destacable la ausencia de representantes del PP con actuales reponsabilidades en Cooperación al Desarrollo.

Los presentes: muchas preguntas que dejan un mal sabor de boca. ¿Qué le pasa al sector?

Muchos notamos un cierto grado de ombliguismo en el discurso. Si el mayor problema de la cooperación valenciana actual es que se hacen más convenios directos que subvenciones por parte de la Generalitat, no tenemos más remedio que terminar con la manida sentencia “apaga, y vámonos”.