Es muy habitual que los gestores y los técnicos de proyectos busquen mecanismos cuantitativos de medición que permitan mostrar (a responsables, donantes, etc.) los alcances de la intervención que manejan. Nos hemos acostumbrado a que los indicadores cuantitativos son el instrumento más sencillo, preciso y fácil de comunicar, factores que lo hacen especialmente útil en una evaluación.

En los cursos en los que vengo participando, siempre hay una fuerte demanda de herramientas, y, como digo, las cuantitativas (indicadores, especialmente) suelen ser el producto estrella. Sin embargo, últimamente sugiero también, para compensar un poco, algunas propuesas más cualitativas. A continuación os menciono dos de ellas, con gran parecido aunque de origen absolutamente distante.

El método del caso exitoso (Success Case Method, nombre original en inglés) es una propuesta del profesor Robert Brinkerhoff, emérito de la West Michigan University. Una actividad es evaluada a partir de los relatos de actores implicados y comunicada por medio de una narración, creada a su vez por el evaluador a partir de los hitos o factores de éxito encontrados en ellos. Es, por supuesto, un método “sesgado”, ya que emplea unas pocas valoraciones, pero esto no minusvalora su aporte ya que la inferencia estadística no es su fin. Por el contrario, la finalidad es mucho más formativa, intentado encontrar en los casos de análisis pistas innovadoras para la mejora de la calidad de la intervención.

Por su parte, el método de los Cambios Más Significativos (Most Significant Changes) es un reciente aporte de Rick Davies junto a Jess Dart. Davies es una referencia imprescindible en Internet en cuanto a evaluación se refiere: la web que mantiene desde hace ya años es uno de los más antiguos y completos sitios en Seguimiento y Evaluación. La experiencia de Davies en India, en programas de gran alcance en los que se le solicitaba (¡cómo no!) mostrar la relación entre intevenciones e impacto, le llevó a proponer un procedimiento en el que los propios involucrados narran aquellos cambios que consideran más importantes en el transcurso del tiempo que compete a la intervención.

No hay nada como aprender haciendo, así que lo mejor es dejarse de análisis y ponerse a probar. Os dejo las obligadas referencias: en el primer caso, lamentablemente no puedo dar una fuente completa en formato electrónico, y tendréis que acudir a la fuente bibliográfica fundamental (Brinkerhoff, R.O. (2003) The Success Case Method. Ed. Berrett Koehler, San Francisco). En el caso del MSC, la guía de referencia la podéis bajar aquí.

¡Ánimo y a experimentar! Como siempre, espero opiniones, experiencias, e incluso propuestas para ponernos manos a la obra.