Hace unas semanas escribíamos una entrada sobre un, a priori, interesante evento en Colombia para el próximo marzo 2008, bajo el título “Rethinking Impact: Capturing the Complexity of Poverty and Change“. Y hacíamos el comentario sobre la oportunidad de poder emplear el español como lengua del evento además del inglés, o al menos contar con traducción simultánea. Nos parecía bien interesante, así que en las varias comunicaciones cruzadas con responsables de la organización, incluso nos ofrecimos para apoyar la iniciativa “multilingüe” con recursos humanos o con la búsqueda de apoyo financiero.

Me llega hoy un correo de la  seretaría técnica del evento que dice así (cito textualmente):

<<Muchas gracias por su mensaje y por su ofrecimiento. Definitivamente el comité organizador del Seminario a decidido que el idioma oficial del mismo es Ingles, por tal motivo no se contará con ningún sistema de traducción al español>>

Oportunidad perdida…