From LifePrints - The Blog of Lisa McGlaun

Source: LifePrints - The Blog of Lisa McGlaun

Sé que a veces las entradas de EVALUATECA pecan de muy formales y con referencias demasiado “de libro”. No es que no quiera trasladar experiencias de la práctica real, que también, sino que por suerte o por desgracia, el papel que me está tocando jugar durante los últimos tiempos tiene mucho de estar sentado en el escritorio frente a mucho y (por suerte) muy interesante material bibliográfico sobre evaluación.

Y ahora más que nunca, que estoy encerrado una temprada en el GIOS, como ya hice referencia en los anteriores post. En estos días estoy trabajando, entre otras cosas, en un artículo sobre los resultados de un trabajo liderado por la Prof. Hallie Eakin. El proyecto es intelectualmente muy estimulante y, ójala, útil en sus conclusiones para ayudar a los decisiones políticos a desarrollar planes efectivos de desarrollo. Son cuatro los países involucrados, la perspectiva es Mesoamericana: México, Guatemala, honduras y Costa Rica.

Entre los objetivos, se pretendía analizar los factores más influyentes en las decisiones de los pequeños productores de café a la hora de lidiar con situaciones graves (lo que ellos llaman “sometidos a un estrés”). Como ya imaginarán algunos, se trata de un estudio en el ámbito de la vulnerabilidad y la adaptabilidad.

Para diseñar el marco de evaluación, se optó por un panel de expertos. Es curioso lo habituados que podemos estar a esta técnica, o este enfoque de trabajo, como se quiera, y lo poco documentado que parece estar el procedimiento en la literatura especializada. Más allá de la pura intuición, el sentido común y la experiencia de trabajo en dinámicas de grupo, ¿qué más referencias se usan en la práctica para diseñar un trabajo con expertos?

En esta ocasión, se ha probado el uso de un método sistemático de estructuración, que ya he nombrado en alguna ocasión: el Proceso Analítico Jerárquico (AHP en sus siglas en inglés) y su versión ampliada para el nuevo siglo (y con un enorme potencial por explorar), el Proceso Analítico en Red (ANP). El núcleo central de este enfoque es la captación de preferencias (llamémosle en este caso, “conocimiento experto”) a través de un procedimiento sistemático en el que no es necesario realizar estimaciones cuantitativas (al estilo Delphi clásico) pero que, oh maravilla, sí las ofrece como resultado. Esta utilidad es muy importante para hacer ciertas estimaciones, para comparar muchos factores en juego (como era este caso), etc.

Y revisando el trabajo de otras gentes, he encontrado algo que para los fanáticos de las técnicas puede ser de interés. En un post de hace tiempo, hacía referencia a una propuesta que encontré para hacer del análisis DAFO algo más sistemático y sobre todo más práctico a la hora de trasladar sus conclusiones a fases posteriores. Ahora, comparto otro trabajo reciente (2008) de revisión de combianciones de este enfoque tan útil, AHP/ANP, con técnicas seguro familiares para muchos: Análisis de Envoltura de Datos (DEA) y Despliegue de la Función de Calidad (QFD). El autor es el señor William Ho, de la Aston University, y el título ” Integrated analytic hierarchy process and its applications“. Como en otras ocasiones, lamento que el material no es de libre disposición. Pero como de costumbre, estoy dispuesto a pasar por alto la obsoleta filosofía de protección del conocimiento y compartirlo por correo a quien interese (al fin y al cabo, será compartir una copia privada sin ánimo de lucro😉 )