Hace poco estoy dejándome seducir por algunos de mis compañeros con esta nueva palabreja. No es que sea un tipo fácil (que lo soy), es que además la cosa promete, de verdad.  ¿Cómo me están enganchando, cuál es el truco? Bueno, por un lado, diría que en términos generales, esto de la complejidad de los sistemas sociales es algo que de entrada parece de sentido común. Así que una teoría sólida que sustente las cuestiones de cambio social en esta idea, cuanto menos resulta interesante.

Pero en lo particular, en mi caso de pobre mortal enamorado de las técnicas, los trucos de magia, los numeritos, el software que todo lo puede…esto de la compejidad casa mucho mejor que otras religiones en la que andaba en estos tiempos queriendo militar. Y es que cosas que me interesan respecto a la Evaluación de Progamas/Políticas y que ya he venido comentando en éste y otros foros (como por ejemplo el SNA, el system evaluation approach, las técnicas MCDM), resulta que parecen encajar más con alguna de las corrientes adscritas a este nuevo meme.

Y para ver si hay algo más tras el precipicio, nos vamos en misión exploratoria a Utrech (Holanda) en Mayo, a la conferencia “Evaluation Revisited: Improving the Quality of Evaluative Practice by Embracing Complexity. A Conference on Evaluation for Development“. Suena sexy, ¿verdad?😉

Me interesa especialmente porque estarán por allá dos mujeres que además de ser una referencia mundial en Evaluación (me atrevería a decir que una la generación actual de líderes en evaluación, después de los Patton, Scriven, Stake, Stufflebeam), creo que son de las que están proponiendo realmente cosas nuevas. Una es Sara Earl, del IDRC, los creadores del Mapeo de Alcances. La otra es Patricia Rogers, del RMIT, que le pega a un montón de temas de evaluación aunque es especialmente conocida como experta en Modelos Lógicos y el enfoque de evaluación basado en Teoría de Programas. Sin embargo, en este último caso, lo que creo que puede ser más interesante en el contexto de la conferencia, es lo que nos pueda aportar sobre evaluación con enfoque sistémico, toda una línea a mi juicio apasionante y en la que todavía hay muchísima tela que cortar.

Prometemos fotos y comentarios a la vuelta. No aseguro crónica en real-time (twiteos y similares, aunque habrá que ir acostumbrándose). La sede: el Centre for Development Innovation en la Universidad de Wageningen.  Ya hay algunos precedentes: dos seminarios sobre complejidad, en 2008 y 2009. Se puede consultar sobre el tema aquí.  Y para muestra, un, botón:  les dejo con un pequeño resumen de lo acontecido, desde la perspectiva de uno de los conferenciantes invitados: el gran Bob Williams. Todo mi respeto intelectual por este tipazo, que además es un claro exponente del humor britántico (a pesar de llevar décadas en Nueva Zelanda), pero sobre todo un gran amante de la vida…de la buena vida. Y si no me creen, juzguen ustedes mismos por su sitio web.