Una panel muy esperado, y que sin duda cumplió las expectativas, no sólo en asistencia (pleno total en la sala) sino en el nivel del discurso de las ponentes, y lo mejor, en la capacidad de “empoderamiento” del grupo. Ahí comento más adelante.

Las expositoras:

  • Belén Sanz, UNIFEM
  • Alejandra Faúndez, Consultora Inclusión y Equidad
  • Carmen Colazo, Colegio de las Américas ( COLAM)
  • Moderador:  Daniel Brandao, Instituto FONTE

Vamos con algunas ideas. Me es complicado en este caso, porque fueron muchas y la mayoría con una importante carga de profundidad. Hago un intento que ya de entrada, aviso, se queda corto.

Carmen Colazo. Nos comenta la experiencia de incorporar la cuestión de evaluación en un programa formativo en género. Hace énfasis en la necesidad de resaltar la complejidad de los fenómenos relacionados con las cuestiones de género (mmm, vuelve el meme “complejidad”). Importante evitar el uso de herramientas que tiendan a simplificar la problemática. Priorizando lo cualitativo. Dificultades en disponer de indicadores que lean bien la especificidad de género.

Belén Sanz. Lo suyo ha sido una auténtica avalancha de ideas. Algunas de las muchas claves que señala. La igualdad de género es un factor de desarrollo y un derecho humano, luego evaluación debe incorporar estos dos ejes de análisis: factor y derecho. El proceso de reforma NNUU constituye una oportunidad única en la incorporación de género en evaluación: dos hechos que lo explican, la prioridad total al enfoque basado en derechos y creación de la “entidad de género” (una agencia que unifica tres instituciones previas, entre las que se incluye UNIFEM). Expriencia de referencia: creación de un grupo de trabajo enfoque de derechos y género en evaluación en el seno de UNEG. Mandato: a) desarrollar guías para integrar estas dimensiones en los procesos evaluativos; b) Manual práctico. Elemento de interés: distinción de herramientas para, por un lado, programas de sectores diversos que incluyen género como elemento trasnversal, y por otro, programas específicos de igualdad o dirigidos a las mujeres. Para cerrar, tres tesis contundentes:

  • Investigación feminista como marco de referencia para incorporar principios de referencia con respecto a género para realizar procesos evaluativos.
  • Evaluación como elemento de no discriminación, reconocimiento de poder, trasnparencia en la gestión de poder.
  • Empoderamiento como un principio de evaluación en sí mismo.

Alejandra Faúndez. Si pensábamos que la avalancha había terminado, la compañera nos ha dado otra vuelta de tuerca con un repaso lleno de conexiones a otra áreas. Ahí van algunas de las cosas que he sido capaz de cazar al vuelo después de esta tromba. Abre con una reflexión sobre qué impactos ha estado generando enfoque de género en evaluación. incide en lo conceptual: género pone en la mesa una crítica profunda de las políticas públicas. Ha permitido empujar no sólo el hecho de “la diferencia” en género, sino en otros aspectos de grupos invisibilizados. Lista de limitaciones a superar en la evaluación en genero hoy en día, especialmente en la región:

  • Falta de datos desagregados, imposibilidad de visibilizar la diferencia, en ocasiones mucho más que “unos decimales”.
  • Falta de legitimidad de lo cualitativo.
  • Protagonismo de los problemas (me ha sonado a una clara referencia a la metodología apreciativa). Muy importante en género.
  • Mucho que aprovechar todavía sobre la capacidad de  captura de los intangibles

Lo mejor: el contenido (lo expuesto) y el paso a la acción. Al final de la sesión, unanimidad en la creación de un grupo de trabajo en ReLAC para profundizar en Género y Evaluación. Ta estamos todas las asistentes apuntadas a una primera lista.

A mejorar: nos faltó tiempo para el debate y para clarificar cuestiones, nos quedamos demasiado en la “opinología”, y se nota hasta, por ejemplo, en las discrepancias entre las propias ponentes, que simplemente se quedan ahí, sin entrarle a la discusión.

Balance: más que positivo. Sigamos dándole.

PD: hubo una mención a la cuestión de técnicas. ¿Técnicas específicas para evaluación de género o técnicas de evaluación con lentes de género? Me quedo con la respuesta de Belén, que fue clara en esto: la segunda opción. Carmen mencionó varios ejemplos, entre ellos el Mapeo de Alcances. Aprovecho para compartir una referencia sobre el tema (Gendered Outcome Mapping) vía la comunidad de aprendizaje de OM.