Éste ha sido por ahora el panel que más me ha provocado, pero probablemente sea más por una cuestión personal (querencias, como en los toros). A diferencia de los anteriores, me gustaría acompañar esta entrada con algunas de mis reflexiones. Por de pronto, vamos con un resumen.

Ponentes:

  • Inka Mattila, PNUD, Panamá
  • Jean Quesnel, Ex Director Evaluación UNICEF, Canadá
  • Osvaldo Feinstein, Universidad Complutense, España
  • Manuel Fernando Castro, IEG-Banco Mundial, USA
  • María Eulalia Buenahora, Universidad de la Sabana, Colombia

Moderador: Pablo Rodriguez , Universidad San Juan, Argentina

Inka Mattila. Nos presenta la visión de la Gestión Basada en Resultados (usaré a partir de ahora el acrónimo GBR) desde la experiencia de PNUD. Mucho énfais en resultados PARA desarrollo. Mención especialmente el interés de la contribución frente a al atribución (un aspecto que discutiré más adelante). Rendición de cuentas a los actores de los países socios. Evolucionar desde una cultura de informes a una cultura de resultados. Mucho énfasis en integrara al máximo las fase del ciclo, pensar evaluativo desde la planificación. Finalmente, una estrategia muy interesante: apoyar la evaluación en PNUD en Sistemas Nacionales de Evaluación, como enorme oprtunidad para promover fortalecimiento de capacidades y aspectos como cooperación Sur-Sur.

Nota metodológica: ¡Por fin! Alguien usa con precisión el concepto de enfocar hacia “efectos” como elemento intermedio de la cadena de resultados de desarrollo.

Osvaldo Feinstein. Desde su amplia perspectiva de las Agencias del Sistema y los organismos financieros multilaterales, nos hace un repaso muy sintético sobre las claves de la GBR y su conexión con evaluación e institucionalización de la evaluación, ambas cuestiones. Énfasis en dos funciones de la GBR: rendición de cuentas y aprendizaje. Superación de una visión de evaluación centrada en las operaciones para pasar a los resultados de desarrollo (otro tema que comentaremos adelante, la confusión con los temas de “procesos”). repasa los diferentes niveles a los que se puede dar la institucionalización de la evaluación. Finalmente, plantea una breve discusión a vuelta de los Resultados, quizá un tanto manida pero que parece que todavía genera confusiones metodológicas: si resultados son también productos de las operaciones. Breve mención a atribución (lo dicho, para después).

Jean Quesnel. Una intervención muy completa, pero tengo mis dudas si adecuada para un formato de panel, ya que fue la más “magistral” de todas. Un repaso exhaustivo a los diferente niveles de intervención, desde las actividades hasta las políticas. Me quedo con un par de señales interesantes: a) en muchas ocasiones falta identificar quién es el responsable del alcance de los resultados; b) la cultura de proyectos ha marcado enormemente la cultura de gestión (no me acaba de quedar claro si es una crítica o sólo una manifestación de un hecho). Un detalle final: me descoloca toda una disertación apoyada en la idea de causalidad posible, para luego terminar con un llamado de atención a que los procesos sociales son “no lineales”. ¿En qué quedamos?

Manuel Fernando Castro. Una intervención clara, sintética pero con bastante información interesante. Lástima que todos emplearan un tiempo en repasar los básicos de GBR. En su caso, las experiencias que comentó al final y su discusión eran uno de sus mejores aportes y no dio tiempo para profundizar. Veamos.

GBR como medición de desempeño y rendición de cuentas de programas y gasto público como prácticas permanentes del Estado. “Matrimonio por conveniencia” (…¿no será en la práctica un divorcio?, esta es mi duda). Hace énfasis en que la importrancia de la evaluación reside en la atribución (claro, es un Banco). Sobre institucionalización, dos claves:

  • Que la evaluación genere información confiable
  • Que la evaluación es empleada para la toma de decisiones

Caracterización: función liderada por el porpio país, integración son sistemas propios del país (planificación, sistemas estadísticos), respaldo político de los usuarios/beneficiarios (un detalle significativo: se usa éste término y no “socios”).

Hace un repaso a las tres experiencias que según su criterio son los casos en AL en el que mayor nivel de institucionalización se ha alcanzado: México, Chile y Colombia. Comparativa en diferentes aspectos: sorporte normativo, vínculo con presupuesto, orientación, tipos de evaluación. Muy interesante, y lo dicho, lástima que no hubiera más tiempo, aunque en la preguntas se extendió algo más en esta parte.

María Eulalia Buenahora. Lamentablemente, creo que la presentación estaba muy lejana del contexto en el que se movían el resto de panelistas. Temas de calidad en Educación. Seguramente muy interesante para los que estén interesados en este sector. Una lástima, pues la presentación era completa.

No quisiera pasar sin hacer algunos comentarios. De entrada, un tema que ya hemos discutido en los descansos, entre cafés y pastas: hay algo en el formato de los paneles que está dificultando mucho la discusión. Bueno, en realidad es que no hay discusión, ni si quiera entre los panelistas, y eso que en sus discursos hay diferencias de criterio en ocasiones. Creo que este tema suscitó mucho interés y ganas de aportar también por parte de los asistentes. De hecho, hubo dos espontáneos que aportaron dos ideas interesantes para el contraste, ya que la línea general del discurso era que la GBR era la mejor opción en estos momentos. Por un lado, Saville Kushne, de la University of the West of England, apuntó que desde la óptica de los donantes, en este escenario actual de crisis, la GBR puede suponer una excusa peligrosa para centrar excesivamente la colocación de fondos en aquellas políticas, programas, etc. que “demuestran resultados. Elena Duro, de UNICEF Argentina, recordó que el margen de maniobra real de los Estados en Latinoamérica para incorporar GBR con énfasis real en Resultados de Desarrollo es muy bajo, dada la enorme importancia del gasto corriente en los presupuestos generales.

Finalmente, adelanto dos líneas para la discusión, en posteriores entradas (ya que hoy seguimos en otro panel con la GRB):

  • Atribución/contribución: ya he escuchado muchas confusiones durante intervenciones en el Congreso. Sin entrar a posicionar, lo que es claro es que no hay ni consenso en lo que significan, ni tampoco en cuál es la prioridad.
  • Proceso/Resultados y “Procesos Sociales“: un problema más de nomenclatura, pero que esconde un tema de fondo. Se usa el término procesos tanto para hablar de “procesos de gestión” en una institución, como para referirse más genéricamente a “procesos sociales”. Para unos (normalmente las Agencias Internacionales, los funcionarios públicos, etc.) pasar de procesos a resultados es fantástico (centrarse en el QUE y no en el COMO). Pero claro, para otros (quizá más en la onda de la intervención directa), ¿cómo vamos a olvidarnos de los procesos sociales? Y entramos en temas de legitimidad, participación, empoderamiento, etc. Lo dicho…para otra entrada😉