Esta semana se ha presentado la última versión del manual “Integrando Derechos Humanos y Equidad de Género en Evaluación – Hacia una Guía UNEG” (traducción libre del título Integrating Human Rights and Gender Equality in Evaluation – Towards UNEG Guidance). El pasado miércoles tuve la suerte de poder participar en el Webinar, en el que Belén Sanz, de ONU Mujeres, y Flaminia Minelli, de la Oficina del Alto comisionado para los Derechos Humanos, dieron las claves sobre la necesidad de esta guía, así como algunos de sus elementos más relevantes.

Se trata de un documento de 54 páginas, compacto y muy orientado a la práctica, en el que se pretende dar pistas de cómo hacer que nuestras evaluaciones de proyectos o programas incorporen de manera central estas dimensiones. Si usted está buscando un documento académico y sesudo, esta no es su fuente. Y creo que es uno de sus más importantes aciertos: no inventamos nuevas metodologías, aplicamos “lentes de género” y “lentes de derechos humanos” a los procesos de evaluación. Por ello, si lo consultan verán que el manual repasa las fases principales de una evaluación, subrayando a qué es importante poner atención para que dicho proceso sea más comprehensivo, y por tanto más útil.

En un primer vistazo, y a falta de un análisis más en profundidad, y sobre todo, de “probarlo” en la práctica, me llaman la atención un par de aspectos. Una primera cuestión metodológica, relacionada con la elección de métodos. El manual hace una apuesta explícita por un enfoque mixto, combinando cuantitativo y cualitativo. Más allá de parecer un simplismo o una perogrullada, creo que conlleva una carga importante de significado. Se está afirmando toda una tesis: no se puede hacer una evaluación útil en términos de derechos humanos y equidad de género si no se emplea un enfoque mixto. Así leído, suena más a declaración de intenciones, ¿verdad? El debate metodológico en Evaluación sigue abierto, y hay pugnas interesantes, así que este aporte me parece más que significativo, sobre todo viniendo de UNEG. No obstante, quedamos a la espera de ver cómo se desarrolla esta parte en la versión más completa, que está anunciada para 2012.

Una segunda cuestión, quizá en parte metodológica pero más centrada en el uso de la evaluación. Viendo el énfasis dado en el documento a las diferentes fases, se observa un gran interés por los aspectos previos, en especial por la evaluabilidad (en este caso, obviamente, expresada en términos de derechos humanos y equidad de género), y por el contrario, muy breves menciones a lo relacionado con la difusión de resultados, uso de recomendaciones, etc. Del primer aspecto me queda una duda al estilo “el huevo y la gallina”: si las intervenciones resultan no evaluables en términos de derechos humanos/equidad de género, y por tanto, no las llevamos a cabo, ¿cómo realimentamos los procesos de re-diseño para mejorar los proyectos en este sentido?. Y del segundo, sobre el uso y la difusión de resultados, de nuevo quedaría a la espera de ver la Guía completa que está por salir el año que viene, pero creo que ahí tenemos un gran talón de Aquiles, en especial en cuestiones de resistencia al cambio en los actores involucrados. La experiencia ya nos dice que una cosa es lo que recomienda el evaluador en su informe (el papel lo aguante casi todo), y otra muy distinta qué es lo que cambia (a mejor) como consecuencia de su uso. En el caso de los derechos humanos y la equidad de género, me parece más importante todavía, porque a diferencia de otras cuestiones, seguramente las recomendaciones en este sentido toquen, por ejemplo, cimientos institucionales o valores clave de la cultura organizacional de los implicados.

En cualquier caso, un aporte necesario que seguro va a resultarnos de mucha ayuda para ponernos esas “lentes” en nuestras evaluaciones. Ah, se me olvidaba, como es habitual, el documento está en inglés, pero afortunadamente habrá versión en español (y otras lenguas) próximamente, o al menos así nos lo han prometido😉

ACTUALIZACIÓN 18/02/2012

Promesa cumplida: aquí está el documento en Español. Enhorabuena.